Blog - Siete años en Pequeños Puentes... - Pequeños Puentes
Siete años en Pequeños Puentes...
13 Apr

Siete años en Pequeños Puentes...

Un mensaje de Belén, pieza clave en el equipo de Pequeños Puentes.

Cuando era chica le escribí una carta a Papá Noel, no le pedía ni juguetes ni ropa porque todo eso y más yo ya lo tenía, entonces le pedí la paz mundial, le escribí toda una carta en la que le explicaba lo que quería, pinté un árbol de Navidad lleno de bolitas de colores y guardé mi carta... La guardé porque estaba segura de que Papá Noel no era el indicado para pedirle eso, él no se dedicaba a esa clase de regalos, él no me podía traer la paz mundial envuelta y entonces yo rompí mi carta y le pedí algún juguete que seguramente quería pero no tanto como ese otro regalo intangible.

Pasé mi vida deseando alcanzar esa paz que el mundo tanto necesitaba, porque sí, porque en el planeta no había más que tristes noticias: hambre, pobreza, desnutrición, guerras, heridos, llantos y quién sabe cuántas otras cosas que yo no me enteraba por ser chica. Así que lo mío quedaba ahí, en un simple deseo, en el sueño de una nena que sólo quería que el mundo deje de sufrir.

Pero el destino me cruzó con la profe Pilar que en 2012, cuando yo tenía sólo 15 años, nos propuso empezar a cambiar el mundo, empezar a construir eso que tanto necesitaba nuestra sociedad. Y así empezó todo... Con un sistema rústico y desorganizado pero rodeado de amor.

Durante los años que pasaron fuimos mejorando cada aspecto, cada paso, planificando cada tarea, resolviendo nuevos problemas, afrontando nuevos desafíos, expandiéndonos, conociendo más personas, creando y proyectando nuevas campañas. Siempre en equipo, todos juntos, tirando para el mismo lado y motorizados por el mismo amor.

Ayer, siete años después, el destino nos vuelve a cruzar en una escribanía del centro para que juntas demos un muy simple pero enorme paso: firmar un papel que certifica que Pequeños Puentes es una fundación y que nosotras somos parte de eso.

Pero Pequeños Puentes somos más que nosotras dos en esa foto, firmando ese papel. Pequeños Puentes es Mai que también viajó para firmar, que también levantó la mano allá por el 2012 y nunca la bajó. Pequeños Puentes es Fati que lo da todo en cada campaña: pone el cuerpo, el alma, su casa y su mate. Pequeños Puentes es Dante que vive trabajando y estudiando pero siempre con tiempo para el equipo y para ser el mejor de los arqueos. Pequeños Puentes es Charly que siempre nos resuelve los problemas de la manera más óptima posible y que una vez dijo "no cuenten conmigo para trabajo operativo" pero igual está también en lo operativo. Pequeños Puentes es Caro que llegó el primer día y dijo "no están locos" pero cuando vió la magnitud de nuestros arqueos llegó a creer que en realidad sí lo estamos pero se quedó para ser parte de esta locura. Pequeños Puentes es Juan que siempre está dispuesto a cubrir tareas que sabe que nadie mejor que él puede cubrir y no importa qué tan lejos viva, él siempre viaja para estar presente en nuestros eternos arqueos y entregas. Pequeños Puentes es Anto que es la mejor diseñadora que podemos tener, que entendió desde el primer momento la esencia de nuestro equipo.

Pero hay más! Porque nosotros nueve solos no hacemos nada, absolutamente nada sin el apoyo de tanta gente. Pequeños Puentes es toda la comunidad de Bariloche. Pequeños Puentes son los voluntarios de seguimiento, los voluntarios que asisten a los arqueos y a las entregas y también los que van con su cámara de fotos. Pequeños Puentes es la familia que hay atrás de cada uno de nosotros, que apoyan cada locura, es la mamá que te acompaña, es el papá que pone su auto para ayudarnos a salir del apuro, es la pareja que sabe qué significa esto para vos y lo acepta y se amolda, es el hermano, la tía, la cuñada, el primo que te comparte la publicación, comenta y difunde. Pequeños Puentes sos vos que leíste hasta acá, que participas de nuestras campañas, personalizas regalos, dibujas sonrisas, donas siempre que podés, nos ayudas a difundir, aceptas todos nuestros pasos a seguir, nuestro sistema, y aceptas que te mandemos tantos mensajes en cada campaña.

Siete años después el sueño se cumplió para seguir expandiéndose y eso es objeto de orgullo para todos los que formamos parte de esta enorme y hermosa comunidad.

Sigamos remando todos juntos que así el barco nunca se va a hundir, el puente nunca se va a caer, y unidos vamos a ser más que Papá Noel y sus regalos tangibles.

Gracias por entender nuestros objetivos y ayudarnos a cumplirlos. Gracias por ser otro Pequeño Puente de amor, paz y esperanza.

Los quiere,

Belén